La macroeconomía es una rama de la economía que se ocupa del funcionamiento, la estructura y el comportamiento de una economía. La globalización ha tenido un gran impacto en la macroeconomía porque fomenta la circulación de bienes y servicios entre países. Entender la macroeconomía es fundamental para poder evaluar las tendencias económicas internacionales.

Si bien la mayoría de la gente ha oído hablar de la macroeconomía, no todo el mundo sabe lo que es. 

Los factores macroeconómicos pueden influir en todo, desde el comportamiento del consumidor individual hasta el comercio internacional. 

Si estás interesado en aprender más sobre economía, o simplemente quieres entender mejor cómo funciona, la macroeconomía es un buen punto de partida.

Qué es la macroeconomía y qué estudia 

La macroeconomía es el estudio de la economía en su conjunto. 

Examina factores como la inflación, el desempleo y el crecimiento económico. 

Los macroeconomistas investigan factores económicos como el PIB, las tasas de desempleo y la renta nacional. También, los índices de precios, la producción, el consumo y la formación bruta de capital.

Mientras que la microeconomía se centra en los consumidores individuales y las empresas. 

Cuáles son las principales variables que afectan a la macroeconomía

La macroeconomía es el conjunto de todos los elementos que determinan el estado de una economía.

Estos elementos incluyen desde la renta nacional, la tasa de desempleo y los tipos de interés hasta la inflación, los ciclos económicos y el gasto público.

Los factores que afectan a la macroeconomía son numerosos y complejos. Entre ellos se encuentran:

– El gasto público: El gasto público puede tener un impacto significativo en el PIB, así como en el empleo y la inflación.

– PIB: El producto interior bruto (PIB) mide el valor total de los bienes y servicios producidos por un país en un año. 

Suele utilizarse como indicador de la marcha de una economía para determinar si una economía se está expandiendo o contrayendo con el tiempo.

– Impuestos: Los impuestos actúan conjuntamente con el gasto público para influir en la macroeconomía y en sus resultados a lo largo del tiempo. 

– Inflación: El aumento de los precios de los bienes y servicios suele medirse por los cambios en el Índice de Precios al Consumo (IPC).

Este índice mide cuánto han subido los precios a lo largo del tiempo.

– Desempleo: El porcentaje de personas que pueden trabajar pero no pueden encontrar empleo. 

– Los tipos de interés: Los tipos de interés los fijan los bancos centrales teniendo en cuenta la cantidad de dinero que quieren que circule en sus economías. 

También tienen en cuenta la inflación y otros factores al fijar los tipos de interés.

– Balanza de pagos: La balanza de pagos es una medida del comercio internacional entre naciones. 

Hace un seguimiento de las exportaciones e importaciones.

Si un país tiene una balanza de pagos positiva (entra más dinero del que sale), significa que tiene un superávit comercial. 

Si la balanza de pagos es negativa (sale más dinero del que entra), hay un déficit comercial.

Los macroeconomistas han desarrollado modelos que les ayudan a entender cómo interactúan estos factores entre sí y qué ocurre cuando cambian.

Los responsables políticos utilizan estos modelos para tomar decisiones de política económica, como subir o bajar los tipos de interés o modificar los niveles de gasto público o de impuestos.

Por qué es importante el estudio de la macroeconomía

La macroeconomía examina factores como la inflación, el desempleo y el crecimiento económico. 

Al comprender estos factores, los macroeconomistas pueden hacer predicciones sobre el comportamiento de la economía en el futuro. 

Esta información puede utilizarse para ayudar a las empresas a tomar decisiones de inversión, fijación de precios y contratación.

Además, los datos macroeconómicos pueden servir de base para la elaboración de políticas públicas. 

Por ejemplo, si los macroeconomistas predicen que la inflación aumentará, el gobierno puede optar por subir los tipos de interés para frenar la economía. 

De este modo, el estudio de la macroeconomía es esencial para entender cómo funciona la economía y tomar decisiones que puedan mejorar las condiciones económicas.

Cómo la macroeconomía puede influir en la vida diaria

Puede parecer que la macroeconomía es algo de lo que sólo deben preocuparse los economistas o las grandes empresas, pero la macroeconomía puede tener un efecto directo en tu vida diaria. 

He aquí tres formas en las que las decisiones macroeconómicas te pueden afectar.

Tipos de interés

¿Alguna vez ha estado ahorrando para algo especial, como un auto nuevo o un viaje al extranjero?
¿Y de repente los tipos de interés bajan y el interés que recibes por tus ahorros disminuye?
También puede ocurrir lo contrario, es decir, que las tasas de interés suban.
Entonces recibirás un mayor interés por tus ahorros.
Pero si estás pagando un crédito hipotecario y las tasas de interés suben, terminas pagando una mayor cuota mensual por el aumento de los intereses.
Esta es una de las formas en que la macroeconomía puede tener un impacto en tu vida diaria.
Los cambios en los tipos de interés pueden producirse repentinamente y sin previo aviso, lo que puede dificultar el ahorro.

Inflación

¿Alguna vez has sentido que el costo de la vida es cada vez más alto?
La inflación se produce cuando los precios de los bienes y servicios empiezan a subir.
Esto ocurre por diferentes causas, una de las cuales es cuando hay demasiado dinero en circulación que persigue muy pocos bienes.
Aunque una pequeña inflación es normal, demasiada inflación puede ser perjudicial para una economía.
Cuando la inflación se descontrola, puede conducir a cosas como la recesión o incluso la hiperinflación, que es cuando los precios aumentan tan rápidamente que el dinero pierde su valor.
Aunque parezca algo que nunca ocurriría, ha ocurrido en varios países y en diferentes épocas.

Tasas de desempleo

La tasa de desempleo mide el porcentaje de personas que no tienen trabajo.
Cuando la tasa de desempleo es alta, significa que hay pocas oportunidades de trabajo disponibles.
Cuando la tasa de desempleo es baja, significa que hay más oportunidades de trabajo disponibles.
Esto puede tener un gran impacto en las personas que buscan trabajo, así como en las empresas que desean contratar nuevos empleados.
Si la tasa de desempleo es alta, las personas pueden tener dificultades para conseguir trabajo y salir adelante.
Eso también representa menos dinero para hacer compras, lo que finalmente repercutirá en las empresas que verán una disminución en sus ventas.

La macroeconomía puede parecer algo que no te afecta en el día a día pero la realidad es que puede tener un gran impacto en tu vida. 

La próxima vez que oigas a alguien hablar de macroeconomía, tómate un momento para pensar en cómo te puede afectar.

Tenpo: La cuenta digital que te ofrece muchos beneficios

Con el auge de las cuentas digitales, la forma de pagar ha cambiado radicalmente. 

Ya no estás limitado a los métodos tradicionales de pago de bienes y servicios, y puedes hacerlo desde cualquier parte del mundo con sólo un par de toques en nuestros teléfonos.

La cuenta digital Tenpo te ofrece muchos beneficios, empezando por la comodidad.

Ya no es necesario llevar dinero en efectivo: sólo se necesita un dispositivo con conexión a Internet y se puede acceder a la cuenta desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Es segura, porque cuenta con una tecnología que te garantiza seguridad en todas tus transacciones.

Además, puedes recibir recordatorios para pagar tus cuentas sin tener que recordar cuándo vencen cada mes. 

Esto elimina gran parte del estrés asociado al pago de boletas, ya que no hay que preocuparse por olvidar cuándo vence algo o por retrasar un pago porque te has olvidado de qué día vence.

Abre tu cuenta en solo
3 minutos, fácil, rápido
y sin papeleos

Compra en los principales stores sin comisiones.

Paga tus suscripciones.

Recarga tus servicios prepago y ¡mucho más!

Suscríbete a nuestro Newsletter

¿Te pareció útil este articulo?

Dejar un comentario